Escoge a los progenitores “sabiamente” y no serás hipertenso. ¿De quién es la culpa?

progValentín Fuster, uno de los padres de la cardiología moderna,  en la décimo sexta conferencia de Bethesda. EE.UU. en 1996, acerca del papel biológico de los factores de riesgo cardiovascular (FRC), emitió una interesante y no menos jocosa afirmación: “la mejor manera de evitar la aterosclerosis es “escoger” a los progenitores sabiamente”.

Según la literatura, los individuos con antecedentes patológicos familiares (APF) de FRC presentan cifras de presión arterial (PA) mayores que aquellos descendientes de familiares sin este riesgo; aseveración confirmada desde la edad pediátrica con tendencia a adquirir más relevancia posteriormente 1. Se plantea que cuando ambos padres son hipertensos, teóricamente el 50 % de los hijos heredará la condición; si uno solo lo es, la cifra desciende al 20 ó 30 %.

La contribución de la historia familiar de riesgo cardiovascular al exceso de riesgo es independiente del accionar de otros FRC y se ha relacionado con una serie de anormalidades, incluso desde la adolescencia, en individuos con APF de ECV, como son: hiperinsulinismo, resistencia a la insulina, intolerancia a la glucosa, disfunción endotelial, y alteraciones lipídicas y del metabolismo de las mitocondrias 1.

Solini y colaboradores 2, al medir las concentraciones séricas de selectina P, interleucina 6, metaloproteinasas 2 y 9 y el factor tisular inhibidor de las metaloproteinasas en sujetos con APF de ECV y sin este antecedente, llegan a la conclusión de que aquellos con una historia familiar positiva de ECV presentaron niveles de estas sustancias significativamente mayores, lo que sin dudas constituye un elemento indicativo de la presencia de aterosclerosis en los individuos con APF de ECV.

Vercoza y colaboradores 3 midieron por ultrasonografía de alta resolución el grosor de la íntima y la media de la arteria braquial entre niños en edad escolar, y encontraron asociaciones significativas entre dichos parámetros y la presencia de APF de ECV.

En opinión del autor, el presentar APF de ECV es un riesgo para el desarrollo de HTA; la distinción de cuál de los antecedentes es el más notable no es lo más significativo, si se tiene en cuenta que más del 50 % de los individuos poseen más de un APF de ECV; y que el patrón de herencia en este caso no es mendeliano, sino complejo. Lo trascendente aquí sería no dejar de pesquisar la existencia de una historia familiar de FRC.

Referencias Bibliográficas.

1-    Kones R. Recent advances in the management of chronic stable angina II. Anti-ischemic therapy, options for refractory angina, risk factor reduction, and revascularization. Vasc Health Risk Manag. 2010;6:749-74.

2-    A Solini, E Santini, A Passaro, S Madec and E Ferrannini. Family history of hypertension, anthropometric parameters and markers of early atherosclerosis in young healthy individuals. J Hum Hypertens 2009; 23:801–807.

3-    Verçoza AM, Baldisserotto M, de Los Santos CA, Poli-de-Figueiredo CE, d’Avila DO. Cardiovascular risk factors and carotid intima-media thickness in asymptomatic children. Pediatr Cardiol. 2009;30(8):1055-60.

Por favor “rate” esta entrada/Please rate this post